El buscador místico

Busca en el blog:

Búsqueda personalizada

Prepárate 2017, año del génesis y de las posibilidades infinitas

Published by Buscador under , , , , , , , , , , , , , on 0:29

Prepárate 2017, año del génesis y de las posibilidades infinitas

Prepárate porque 2017 abrirá de manera más clara y certera nuestra percepción e intuición.
2017, año del génesis y de las posibilidades infinitas

Según la sabiduría tradicional china, el caos es un campo de posibilidades.

Este es un año 1 —uno significa unidad del universo—, de génesis (comienzo) y de vivir con más fuerza el flujo energético interdimensional. Siempre hay esperanza en medio de la oscuridad, para todo lo nuevo que te atreves a enfrentar. Recordemos que en 2016 hablamos mucho y vivimos cambios de frecuencia porque debíamos cambiar ésta para elevarla de forma normal desde el desafío.


Mi intención aquí no es la de “predecir”, sino dar un panorama energético de las conexiones entre planetas, estrellas y asteroides; ¡para entender los desafíos que enfrentaremos o los senderos que se abren! Por eso, usando quizá un poco de lenguaje estelar, les comparto mi visión de 2017.



Energía en flujo constante

En este año que recién inicia, podemos esperar mucho movimiento energético en el Cosmos, pues salimos de una fisura que se presentó desde 2007 hasta 2016, derivada de la cuadratura Urano-Plutón (al respecto, puedes leer mi post del “Ciclo de 9 años”).

Entraremos en una nueva conexión entre Urano, el planeta regente de esta era acuariana, y Plutón, así como los asteroides Eris y Haumea, los cuales nos llevan a mantener un estado de alerta, hacia el despertar de la conciencia —en muchos sentidos, que sin duda viviremos cada día—.

El lapso entre los años 2017 y 2023 es un peldaño que nos integrará al Universo, cumpliendo así con mucho de lo que implica la Era de Acuario, cuando Plutón, el planeta de la transformación y trascendencia, entre al signo futurista y visionario que nos rige, derivado de esta combinación.

Lo que podemos esperar para 2017:

    Debemos acostumbrarnos al caos, pues la irreverancia acuariana y la polaridad plutoniana lo hacer ser parte de nuestra vida cotidiana.
    Se incrementa la frecuencia dimensional.
    Los sentimientos de volatilidad, incertidumbre, complejidad y ambigüedad ¡estarán a la orden del día!
    Rompamos con las viejas estructuras de pensamiento y acción.
    Se percibe más claramente la separación entre tiempo y espacio, como hoy crees conocerlo, algo así como vivir entre los mundos mágicos de Hogwarts y la cotidianidad terrena: prepárate para ver y vivir milagros.
    Cambios contundentes en el rumbo de las decisiones que se pensaban vitales; surgen nuevos senderos, más motivantes o desafiantes.
    Alineación con la fuente universal de energía y creación, desde la comprensión y la aceptación de su existir.
    Una expansión radical de la mente consciente que lleva a grandes y trascendentes logros en la ciencia, la medicina, la astronomía y la tecnología.
    Cambios de paradigmas al haber evolución en la conciencia colectiva, que converge con la conciencia universal.
    Grupos y tribus que se reconforman desde la búsqueda de soluciones (enjambres celulares).
    La creatividad personal se desenvuelve de maneras inimaginables.
    Procesos masivos de transformación consciente.

Sin duda, estos conceptos deben parecerte fuera de lugar, de orden incluso; ten presente la energía visionaria que caracteriza a Acuario. Para fin de año entenderás bien a qué me refiero, pues habrás experimentado más de uno en tu vida. Los momentos de magia en la vida llegan a ti cuando le das importancia y volteas hacia los principios universales y los vuelves parte de tu vida.



2017: renacer como el ave Fénix

El año 1 plutoniano, un nuevo y radical ciclo creativo, inició en enero de 2017; después del día 8, cuando Mercurio retrógrado esté directo, podremos dar por iniciado el año para empezar a sentir la resonancia que crean las altas y concentradas frecuencias en las cuales vibramos. Hoy es más claro con quién y dónde quieres estar, y eso se relaciona con la resonancia generada por las nuevas energías que resuenan ya en el entorno.

Pareciera no haber una diferenciación clara entre el pasado y el inicio de lo nuevo; el sentir es más parecido a una caída en espiral para resurgir, haciendo a un lado las apariencias y tan entusiasmados como para fluir creativamente, tengamos claridad de que el 1 de enero de 2017 (1-1-1) no es un cambio súbito (en un abrir y cerrar de ojos) hacia un lugar mágico; sin embargo, sí es la llegada a un campo fértil lleno de posibilidades. Lo que surja de aquí será el resultado de lo que elijas desde tu libre albedrío.

Es fundamental que en este inicio de ciclo te preguntes algo y que la respuesta sea honesta: ¿cómo di forma a la realidad que viví en 2016?, ¿me gustaron los resultados? Si la respuesta es “no”, entonces ¿qué harás para que sea diferente en 2017?

Es importante tener claro que nos moveremos en un contexto físico y cambiante, porque la vibración del 1 intensifica las posibilidades de todo, pero debemos llegar ahí sin apegos o expectativas, sino llenos de certeza y con una profunda conciencia de lo ya vivido, “lo que está en la superficie no es necesariamente lo que hay en la profundidad”. Conéctate con estos pensamientos que fortalecen tu certeza:

    El futuro es una ecuación incompleta, por ello no hago predicciones; porque la parte más importante está en tu libre albedrío —que define el futuro—.
    Nunca más entrarás en un ciclo sabiendo tan poco, la experiencia te da conocimiento.
    Haces lo mejor que puedes, con base en lo que parece real para ti.
    Puedes pensar lo que quieras, se trata de tu vida.



Los factores astrológicos de 2017

Nos hallamos en la curva de un reset global, colectivo y personal que está alterando nuestro cuerpo físico, la programación emocional y nuestro ADN espiritual. El descubrimiento de los planetas del espacio ulterior —energías evolutivas intensificadas— borra y da un cambio morfológico entre el antiguo sistema binario y separativo-dual, que se centra en los planetas internos y externos en una especie de psicosíntesis, un ciclo que genera la retroalimentación desde la fuente de la creación Universal y regresa a ésta.

Pero te puedo decir que hay una fuente global de información, ni más ni menos que la supraconciencia o conciencia Universal-colectiva. Aclaremos: hablar de conciencia no es hablar de un proceso cerebral; éste es un fenómeno al que se forzó al cerebro para recibir solo un “paquete de información”. Cabe señalar que esto es parte del cambio.



El regreso de la luz

En 2017 Júpiter, el planeta gigante, hace la diferencia. Este coloso generador de claridad se encontrará retrógrado en Libra de febrero a junio; inicia y terminará el año conectándonos con la Sabiduría Universal a través de los conocidos como planetas transpersonales o colectivos. Ello implica cumplir con la parte que le corresponde de la Ley Universal que aplica aquí: ayudarnos, dentro de nuestro entorno aparentemente convencional, a reajustar nuestra vida al caos.

Júpiter, desde la perspectiva psicológica arquetípica, tiene el propósito de fusionar y amalgamar, a través del alma, la dualidad cabeza-corazón, para transmutarla en mente y amor que, sumados, crean sabiduría; Júpiter —el Hierofante en el tarot— es quien restaura la Ley Universal de la Maestranza-Sabiduría Universal.



El factor caos se amplifica

Siempre hablamos de una re-evolución, eso nos ofrece 2017 derivado de la T cuadratura cardinal formada por Plutón-Urano-Eris-Haumea y Júpiter, aspectándolos durante todo el año.

Hemos hablado de los planetas transpersonales, los cuales son los que se ubican después de la franja de asteroides (entre Marte y Júpiter), cuya órbita es mucho más amplia y por ello su recorrido alrededor del Sol es más lento (años) y su afectación energética ¡ocurre en el nivel colectivo, global!

Por eso el futuro inicia aquí. El centro de atención en la T cuadratura cardinal —cambios de fondo— entre Plutón, Urano-Eris y Júpiter haciendo conjunción con Haumea.

La ecuación planetaria se traduce literalmente como el gran transmutador (Plutón) rodeado por dos grandes concientizadores que contienen al gran Iluminador (Júpiter), todos en movilización para contener eventos épicos de los cuales seremos testigos. Los planetas transpersonales no se alinean de esta manera desde el año 1446, y en este momento el impacto será a largo plazo y a escala global, pues todo está magnificado por el poder revolucionario de Urano-Plutón y nos enfrentaremos a la verdad que nos rodea derivada de la conexión Júpiter-Plutón.


Todo esto significa volatilidad, incertidumbre, complejidad y ambigüedad. Es lo menos que podemos esperar en nuestro entorno, y saberlo nos ayudará a manejarlo de modo más positivo, en contraste con el desconocimiento, que nos hace sentir a merced de los acontecimientos alrededor.

Como siempre, deseo que esta información te sea de utilidad e interés y puedas aplicarla este día para tu más elevado bien.

Luz, amor y bendiciones infinitas para cada una de ustedes. Que se abran los caminos que conduzcan a lo que tu alma anhela. Flores frescas a sus pasos, que les recuerden la esperanza que llega con cada amanecer.

Quien se interese más en este tema y quiera su carta astral para comprender mejor desde su individualidad estos fenómenos, puede contactarme por inbox, con un precio especial para mis amigos de Facebook (Maxia Psicoastrologia). Si te interesa un tema en especial, házmelo saber y con gusto lo tratamos.

Gracias infinitas por leerme.

Maxia Luna. Correo: maxia.luna07@gmail.com. Twitter: @maxialuna

ww.clarin.com/

si tienes twuiter sigueme soy @buscadormistico

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada