El buscador místico

Busca en el blog:

Búsqueda personalizada

Saturno regente de Capricornio tránsito en Libra hasta octubre del 2012 Un desafío y una gran oportunidad Profesor Zellagro

Published by Buscador under , , , , , , , , on 1:15

El planeta Saturno, regente de Capricornio, el planeta más lejano conocido por los antiguos y temido por muchos, comenzó su tránsito por Libra día 21 de julio del 2010. Permanecerá en ese signo hasta octubre del 2012. Se trata del conocido “retorno de Saturno” que ocurre cada 30 años en cada signo –abandonará Virgo en esa fecha- y que implica una serie de cambios y transformaciones muy importantes dentro de quienes lo están recibiendo.


¿Un panorama sombrío?

Suele decirse que una persona experimenta, a lo sumo, tres retornos de Saturno en su vida: alrededor de los 30 años, de los 60 y los 90. Sin embargo, al ocurrir estos tránsitos, el planeta Saturno hace otros aspectos planetarios con los demás elementos que deben considerarse según el signo zodiacal respectivo, el ascendente y otros factores y que ocurren a diferentes edades a lo largo de nuestras vidas.

Según la Astrología, Saturno es el gran freno, el planeta de la disciplina y la responsabilidad, de la permanencia, la economía, el gobierno, las leyes, las deudas, las personas y figuras de autoridad, la vejez, el esqueleto y los huesos, las ciencias de la tierra, la terminación de la vida, el freno, la inhibición. Cuando los tránsitos ocurren en una Carta Natal mal espectada hay demoras y aislamientos, estados depresivos, rigidez, falta de recursos, y en caso de países pobreza o problemas serios a nivel nacional, aunque todo esto se puede contrarrestar de una forma muy efectiva, claro, con esfuerzo pues toda transformación requiere voluntad, tesón y disciplina.

Considerando lo anterior, quienes leen temas relacionados con este tránsito en diferentes textos y lugares, se intimidan y piensan que el tránsito de Saturno les va a traer cosas malas o desastres, destrucciones o calamidades, hay quienes se asustan tanto que llegan a pensar en la muerte, ¡lo cual no es así! Para alivio nuestro el escenario es otro.

Los tránsitos de Saturno, aunque bien es cierto que frenan e inhiben, se deben ver como un paso necesario para el crecimiento. ¡Imaginemos por un minuto un automóvil sin freno! Las etapas del retorno de Saturno contienen una gran enseñanza y pueden convertirse en una de las mejores experiencias de la vida si se sabe canalizar su energía.

¿Cómo ocurre esto? Saturno saca a flote el mundo interno, el subconsciente, el Ser Interno.


Cómo influye en personas negativas y positivas

Si el tránsito ocurre en una persona que está inmersa en la negatividad, en cuyo mundo interior no hay espacio para el perdón y el amor desinteresado, con pensamientos constantes de venganza o de revancha, interesada, egoísta y codiciosa, cargada de recelos hacia los demás, de desconfianzas, agria, maldiciente, con actitudes egoístas e hirientes hacia sus semejantes, cruel con ancianos, animales, niños y en general rígida, inflexible, intolerante, juzgando a todos, repleta de odios y sentimientos negativos, entonces este tránsito planetario golpea duro.

Si una persona así no recapacita y enmienda su actitud, si no comprende el daño que se está haciendo a si misma y a los demás, cada día se hunde más en un agujero de depresión, tristeza, pobreza y miseria.

Sin embargo, si la persona tiene una actitud positiva ante la vida, es capaz de perdonar y olvidar ofensas recibidas, no es egoísta, comparte su riqueza, mucha o poca, con quienes más la necesitan, es amable, no carga en su cabeza deseos de venganza ni revanchas, compasiva con niños, ancianos, animales, tratando de ser mejor cada día, hacerlo todo con amor y deseos de servir, entonces, para este tipo de personas, el tránsito es realmente formidable.


Aunque se encuentre en medio de pruebas o situaciones difíciles podrá sortearlas y crecer en medio de ellas, sacando siempre lo mejor. Para él o ella los fracasos no existirán sino verán en todo lo que les ocurra experiencias, lecciones para aprender a ser mejores seres humanos. Estará en situaciones en las que crecerá muchísimo, fortalecerá su carácter, y atraerá a su vida todo lo bueno, quemando en pocos meses lo que suele llamarse “karma negativo” y emergiendo del tránsito como si fuera una mariposa que sale de su capullo.

Tú eliges cómo te afecta

Como vemos, la ecuación es bien simple: las lecciones de Saturno, en quienes no estén preparados para recibirlas y no modifiquen las actitudes negativas que pudieran tener, resulta bastante dolorosa. Para quienes están preparados para recibirlas, modificando actitudes, y acentuando sus condiciones positivas, amorosas y desinteresadas, entonces el tránsito es realmente una estupenda aventura por la vida, algo excitante, hermoso, que enseña, educa, fortalece y les saca adelante.

Todos tenemos una opción. El ser humano es responsable de sus actos y va creando diariamente las causas y efectos. Muchas personas tienden a culpar al destino, o a su Karma o a otros factores externos, a “castigos divinos” de todo aquello de lo que ellos mismos crearon, se buscaron, sembraron.

El retorno de Saturno es la dínamo que impulsa los efectos de las causas que creamos. Entiéndase bien. No quiere decir que a una persona positiva no le vayan a pasar situaciones tristes o desagradables, retos y conflictos sino que a diferencia de la negativa las enfrentará con una actitud diferente y el resultado será totalmente opuesto. La persona negativa cuando estas cosas sucedan maldecirá, culpará al destino, se desesperará, se volverá depresiva, agresiva, agria, falta de amor. La persona positiva, frente a una circunstancia similar analizará las causas, sabrá perdonar, entender, seguir adelante y continuar un camino ascendente en la vida. No estamos exentos de problemas, la diferencia está en como lo procesamos, nuestra actitud ante ellos, y el tránsito de Saturno es el gran maestro que nos pondrá frente a nuestra realidad.

Bien simple: El tránsito de Saturno entre muchas otras cosas enseña que la cólera, la negatividad, la agresividad, el odio es una pérdida de tiempo, de vida y energía, una reacción de personas poco inteligentes.

En nuestras manos están las herramientas para aprovechar este tránsito y convertirlo en algo formidable, o en una pesadilla. ¡Preparémonos alegremente y de forma creativa para convertir este tránsito de Saturno en una experiencia inolvidable y muy positiva en nuestras vidas!

univision.com

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada